Article de La Vanguardia sobre LC Paper ?>

Article de La Vanguardia sobre LC Paper

El hombre que escribe la historia de la industria papelera

Al frente de la centenaria LC Paper, Joan Vila afronta su cuarta crisis apostando por la sostenibilidad

El hombre que escribe la historia de la industria papelera
Joan Vila junto a una bobina de papel y sosteniendo la nueva gama de producto ecológico, en la planta de Besalú (Pere Duran / NORD MEDIA)

 

Joan Vila (Sarrià de Ter, 1954) es un empresario curtido a golpe de crisis. Desde que en 1981 tomó las riendas de la fábrica LC Paper, ha sorteado la crisis del petróleo, un accidente ambiental, la crisis financiera y la amenaza de la globalización, que lleva años castigando la pequeña industria familiar como la suya. En Catalunya, sobran dedos de una mano al contar las empresas que siguen en pie. LC Paper ha resistido los golpes, incluso antes de que la familia Vila –ya vinculada con la industria papelera–, comprara la empresa, en los 60. El negocio, antiguamente conocido como Papelera La Confianza, nació en 1881, cuando la revolución industrial llegó a las orillas del río Fluvià, en las afueras de Besalú.

Con toda esa historia a sus espaldas, LC Paper afronta el coronavirus con valentía. “La empresa llega con una estrategia clara, hecha a sí misma. Esta crisis no tiene nada que ver con las anteriores: la banca nos denegaba el crédito y tuvimos que salir adelante comprando piezas de ocasión, fabricando tecnología propia”, comenta Vila, ingeniero industrial por la UPC y en tecnología papelera en Grenoble.Desde el inicio de la pandemia, LC Paper ha reorientado la actividad. Antes, el 60% de la producción de bobinas se destinaba a manteles, servilletas y bolsas para la hostelería. “Este canal se ha desplomado pero compensamos la caída con bobinas de papel higiénico para el sector sanitario y de gran consumo. Aún es pronto para conocer el impacto. Todo dependerá de la recuperación de la hostelería y de la actividad exportadora”. En el 2019, la firma facturó 47 millones, el 55% en 40 países de Europa y Oriente Medio.

Además, la Covid-19 ha anticipado la presentación de su primera gama de productos acabados. “Bajo la marca Dalia hemos creado una línea de papel ecológico empaquetado sin plástico. El proyecto ha recibido 2 millones de financiación europea”. El lanzamiento supone un paso hacia delante para la empresa. Hasta la fecha, la mayor parte de la actividad se limitaba a la producción de bobinas. Sólo la filial Paperera de Girona elaboraba bolsas de papel, un negocio que genera 2 millones.

Vila cuenta que la iniciativa responde a su compromiso con el medio ambiente. “Las papeleras tenemos mala prensa por la contaminación. Intentamos cambiar esta percepción”. Desde los años 90, LC Paper tiene una planta de cogeneración eléctrica y desde hace cuatro años, una planta de biomasa. “Ahora, toda la energía que consumimos es renovable. Una parte procede de la central de biomasa, otra parte del vapor de la central de cogeneración (la energía eléctrica que producimos la vendemos a terceros) y el resto, lo compramos a proveedores. El objetivo es ser 100% autosuficientes y por eso, hemos diseñado un proyecto de autoconsumo con energía solar. Si los trámites salen adelante, será la planta más grande de Catalunya”.

La vinculación con el medio ambiente es también una cuestión personal. Vila es un gran amante del excursionismo. “El monte es mi válvula de escape. Fue mi salvación en el 2004, cuando se vertió al río un tanque de fuel. Aquello fue muy duro, un trabajador se suicidó”. Otra de sus grandes aficiones es la escritura: “Me ayuda a ordenar las ideas”. En el 2003, publicó el libro Caminant per la vall de Camprodon: els nostres camins , y en el 2014, La crisi des de la trinxera: economia per a empresaris, en los que relata su experiencia vital. Ahora, quiere escribir libro sobre energías renovables. “Llevo años especializado en este tema. Presido la comisión de energía en Pimec”.

Conversando por teléfono, Vila no parece agotado después de tantos años al frente del negocio. En la gestión diaria, recibe ayuda de su hermana Assumpció y de su hijo Pau. Recién graduado en ingeniería, tiene intención de seguir escribiendo la historia de LC Paper que, al fin y al cabo, es también la de la industria papelera catalana

One thought on “Article de La Vanguardia sobre LC Paper

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *